El Hombre que Llevaba el Sol en su Bolsillo y Repartía un Poco a Cada Uno

Imagen

 

Juan Manuel Olarieta

En 1950 fue asesinado el presidente del Partido Comunista de Bélgica Julien Lahaut a la puerta de su casa. A pesar de que Lahaut era diputado, el crimen quedó impune. Nada se sabe de los autores. ¿La extrema derecha? ¿Los monárquicos? ¿Los neonazis? ¿La OTAN? ¿La gendarmería? Lo más probable es que fueran todos ellos al unísono, y nadie en concreto. Importa bien poco quién fuera el que apretara el gatillo; quizá lo más grave sea que nadie pagó nunca por aquel asesinato.

Lahaut (1884-1950) era un dirigente obrero y sindical muy conocido entre el proletariado wallón. Fundó el sindicato del metal, que presidió de 1908 a 1921. En aquella época era militante de un partido socialdemócrata, el Partido Obrero Belga que, abducido por la propaganda imperialista, al estallar la I Guerra Mundial, llamó a sus militantes a alistarse como voluntarios para participar en la carnicería. A Lahaut le enviaron al frente ruso, momento en el que le sorprendió la revolución.

Un obrero como Lahaut comprendió inmediatamente el mensaje de los bolcheviques: transformar la guerra imperialista en guerra civil. Retornó a su país y, junto con los obreros más avanzados del sindicato, abandonó las filas de la socialdemocracia y se unió al Partido Comunista de Bélgica en 1923, del cual desde 1936 fue uno de los máximos dirigentes, participando activamente en la movilización del proletariado belga en apoyo a la II República española.

Desde 1933 el avance nazi fuerza a una reorganización drástica del PCB. A pesar de que Lahaut es diputado, se encarga de la preparación clandestina, así como de la formación de destacamentos guerrilleros. En 1941 desencadena una huelga general contra la ocupación nazi de Bélgica y la colaboración del rey Leopoldo III con el III Reich.

Aquel mismo año le detienen e intenta fugarse cuatro veces de la cárcel, por lo que le envían al campo de concentración de Mathausen, donde fue conocido por su optimismo y buen talante en medio de aquella masacre cotidiana. Los presos le conocían como “el hombre que llevaba el sol en su bolsillo y repartía un poco con cada uno”, según palabras de un polaco que coincidió con él.

Regresó muy enfermo y moribundo, pero nunca le faltó la sonrisa en la boca. Le nombraron presidente del PCB en 1945 pero se dio a conocer en todo el mundo el día de la coronación del rey Balduino, cuando un diputado comunista gritó en el momento de prestar juramento “¡Viva la República y viva Lahaut!” El incidente está documentado en este enlace:

http://www.youtube.com/watch?v=n7DqxAQrtbs

El PCB no tenía nada que ver con Carrillo y los revisionistas hispanos de 1976. De 1945 a 1950 había dirigido una poderosa campaña de movilización de masas a favor de la República, denunciando la colaboración del rey Leopoldo III con los nazis durante la ocupación. En plena guerra fría, los comunistas fueron objeto de toda clase de amenazas y chantajes, pero se mantuvieron firmes. Al día siguiente de la coronación, al llamamiento comunista, 600.000 obreros estaban en huelga y se manifestaban por las calles de Bruselas y otras capitales. La tensión era máxima; seis días después un pistolero llamó a la puerta de la casa en la que vivía Lahaut en una barrio obrero cerca de Lieja. Su mujer la abrió y luego dispararon contra él.

Su funeral fue una imponente manifestación de duelo, el más multitudinario que haya conocido el país a lo largo de su historia: 300.000 personas desfilaron tras las banderas rojas, incluidos los diplomáticos y el personal de la embajada soviética acreditados en Bruselas. Lahaut ingresó para siempre en la memoria histórica del proletariado internacional. El 25 de junio de 1979 un comando armado autodenominado “Brigada Julien Lahaut” reivindicó el atentado contra el general de la OTAN Alexander Haig, entonces comandante supremo de las fuerzas imperialistas en Europa. El que a hierro mata…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s