Mao y el Blog “Crítica Marxista-Leninista”

Nos remiten al correo electrónico del equipo de Opinión de Clase la siguiente reflexión por parte de un camarada. La reproducimos íntegramente:

Imagen

El blog “Crítica marxista-leninista”, que en otros casos se muestra bastante riguroso y exhaustivo en sus análisis, cuando se trata de enlodar, aunque sea de manera taimada y subrepticia, el nombre de Mao sirve cualquier cosa, por lo que pa…rece.
En esta entrada comparten un artículo de un tal Jiang Yucmoi que, con el objetivo de identificar a Mao con posiciones revisionistas análogas a las del XX Congreso del PCUS celebrado unos meses antes, trata de vincular a este con el VIII Congreso del PCCh, con cuya línea habría estado conforme hasta, al menos, 1958.
Leemos que <<Mao repudió las tesis revisionistas del VIII Congreso del PCCh, corrigiéndolas en el II Pleno del VIII Comité Central de 1958>>.
Basta con rastrear las obras completas de Mao para, en el quinto tomo, efectivamente, encontrarnos con el discurso de Mao presentado en el II Pleno del VIII Comité Central. Sólo un matiz, un ligero cambio: fue celebrado el quince de noviembre de 1956, apenas dos meses después de celebrado el VIII Congreso.
Es decir, que Mao no <<repudia las tesis revisionistas del VIII Congreso>> dos años después, sino en el plazo de dos meses.
Un extractito de dicho discurso revela la esencia de su contenido que, efectivamente, repudia el revisionismo contemporáneo:

 

<<Respecto al XX Congreso del PCUS, quisiera decir algo. A mi juicio, existen dos “espadas”: Una es Lenin y la otra, Stalin. Ahora, una de esas espadas, Stalin, ha sido abandonada por los rusos. Gomulka y algunos húngaros han echado mano de ella para caer sobre la Unión Soviética y combatir el llamado stalinismo. Los Partidos Comunistas de muchos países europeos también están criticando a la Unión Soviética, y es Togliatti quien va a la cabeza. Los imperialistas, a su vez, hacen uso de esta espada para matar a la gente. Dulles, por ejemplo, la blandió durante algún tiempo. Lo ocurrido con esta espada no es que haya sido dada en préstamo, sino simplemente botada. Los chinos no la hemos abandonado. Como primer punto, defendemos a Stalin y, como segundo, criticamos sus errores; es por eso que hemos escrito el artículo “Sobre la experiencia histórica de la dictadura del proletariado”. A diferencia de aquellas gentes que denigran y liquidan a Stalin, nosotros lo tratamos conforme a la realidad.

En cuanto a la otra espada, Lenin, ¿no habrá sido abandonada en cierta medida por algunos dirigentes soviéticos? Me parece que lo ha sido en medida considerable. ¿Tiene aún validez la Revolución de Octubre? ¿Puede todavía servir de ejemplo para los demás países? En su informe ante el XX Congreso del PCUS, Jruschov afirmó que era posible conquistar el Poder por la vía parlamentaria, lo que quiere decir que para los demás países ya no es necesario aprender de la Revolución de Octubre. Abierta esta compuerta, el leninismo ha sido prácticamente abandonado.>>

En el artículo de marras, se hace referencia también a los discursos de Mao, un año después, en la reunión de Partidos Comunistas y Obreros de Moscú. Desde luego, contrasta con lo expuesto un año antes.
A qué se puede deber? Hay tres posibilidades:
1) que, aunque pronunciado por Mao, expresase la posición de su Partido, no la suya particular
2) que sean apócrifos
3) que se trate de una concesión a los soviéticos, ante la posibilidad de articular la unidad del campo socialista en torno a los principios marxistas-leninistas en la Conferencia de Moscú.

Las decisiones de aquella Conferencia fueron defendidas tres años después por chinos y albaneses, en Bucarest, ante la artera maniobra del PCUS para aislar al PCCh, como plataforma programática contra el revisionismo, lo que lleva a pensar que, efectivamente, fue una concesión por parte china con tal de allanar el terreno a una unidad que todavía consideraban plausible. Nadie criticó dichos discursos, por cierto.
Algunos se sirven, tras despojarlas de todo contexto y desarrollo real de las contradicciones, de todo esto para caracterizar a Mao y al PCCh como ambivalentes, fariseos, oportunistas y demás lindezas.
Pero dicha cautela y prudencia antes de plantarle cara a los soviéticos (que no era moco de pavo) no es monopolio chino. El PTA podría haber criticado, por ejemplo, en la Conferencia de Moscú los discursos de Mao. No lo hizo. Basta con leer “Albania frente a los revisionistas jruschevistas”, editado por el PTA, para comprobarlo.
Por ejemplo, en una carta de Enver Hoxha, fechada el 22 de junio de 1960, dando instrucciones a Hysini, delegado en esos momentos del PTA en Bucarest, se puede leer:
<<En esencia debes declarar en nombre de nuestro
Partido:
1. Nuestro Partido del Trabajo ha aprobado y aplicado las decisiones de la Conferencia de Moscú [1957]

[…]

3. — Expresa el profundo pesar de nuestro Partido por estos desacuerdos surgidos entre el PC de la Unión Soviética y el PC de China, y manifiesta la convicción de que serán resueltos por el camino marxista-leninista en la futura reunión de los partidos comunistas y
obreros que se celebrará más tarde.”

Bastante razonable. Pero, como es evidente, quienes primero muestran su desacuerdo con el revisionismo soviético son los chinos, y los albaneses se cuidan muy mucho de pronunciarse públicamente. Hasta que no les quedó más remedio, claro.

http://criticamarxista-leninista.blogspot.com.es/2012/09/mao-zedong-el-viii-congreso-nacional-y.html

http://criticamarxista-leninista.blogspot.com.es/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s