Arantza Díaz, Tras Ser Operada, Regresa a la Cárcel

Imagen

Imagen

Tras la realización de una colonoscopia a la presa política del PCE(r) Arantza Díaz, prisionera comunista en la cárcel de Villena, se le informó a finales de mayo que tenía localizado un tumor en el colon, pero que faltaría de realizarle alguna otra prueba. De eso informó Arantza por teléfono el jueves día 29 de mayo. El viernes 30, tras acudir a la enfermería de prisión por fuertes molestias, es llevada e ingresada en el Hospital General de Alicante.
Primero en un área para rebajar los fuertes dolores con que ingresó, y la realización de tratamiento de urgencia, se le ingresó a los días en otra área y le han ido realizando las pruebas en falta y tras ello, el pasado 9 de junio fue operarla para extirpar el tumor instalado en el colon.
El viernes 13 de junio es dada de alta de la hospitalización clínica y llevada de nuevo a la cárcel.
Al hospital no le trasladaron sus llamadas correspondientes (8 llamadas de 5 minutos a la semana), y para interesarse y tener más datos de Arantza, al hospital han podido asistir su abogado y la madre de su compañero David Garaboa, también preso político comunista en Villena, al que condujeron a la visita con Arantza -a la que tienen derecho- durante 20 minutos, en los cuales estuvo esposado.
Nada más se ha podido saber salvo de forma indirecta. Su núcleo social, a 1.400 kilómetros de viaje, también ha pagado la política de dispersión contra los presos políticos, y por tanto, el mayor aislamiento, y más en casos de enfermedad del o de la presa política.
 
Sólo el sábado 14 de junio pudo llamar por fin Arantza desde Villena, una vez ingresada de nuevo en prisión.
Sus amigxs de Vitoria narran, “Ya está de nuevo en la cárcel. Hemos hablado un buen rato, así que se ha quedado sin llamadas. No hemos podido saber hasta el 14 nada directo por ella. Nos ha contado que se encuentra bien y además (por teléfono) así la he sentido y oído.
La operación fue muy bien. No le han tenido que poner bolsa y además dice que está recuperando fuerzas desde el primer día después de la operación.
Ahora tiene que esperar los resultados de biopsia para ver un posible tratamiento en caso de nuevos problemas.
Cuenta que la primera semana que la ingresaron estuvo muy jodida físicamente, y anímicamente aislada también, ya que al ser todo tan de repente, detección, ingreso por problemas en el hospital, operarla… sentirse sin tener a nadie con quien compartir miedos y malestar físico pues que es duro. Sacó fuerzas tras centrarse en esos días tan agitados, y la visita de David y la madre de éste también se las dieron.
Ha dado muchos besos para todxs vosotros por estar ahí.”
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s