Comunicado del Comité Central del PCE(r) – Año 2005 TEXTOS PCE(r)

“Estamos preparados para continuar nuestra actividad revolucionaria”

images

Se ha celebrado la Reunión de Cuadros del Partido después de haber atravesado por uno de los periodos más difíciles y complejos de toda nuestra existencia.

En el tiempo transcurrido desde las caídas de 2002 hasta ahora hemos tenido que iniciar un proceso de reorganización en el que nos enfrentábamos a la vez al cerco represivo que nos impuso el enemigo fascista e imperialista y a los efectos de la errónea orientación que guió la anterior reorganización, que desmanteló la mayor parte de nuestra estructura organizativa clandestina, provocó la desmoralización entre nuestros círculos de influencia y dejó en nuestras filas una inevitable secuela de confusión y de deformaciones de nuestros principios.

El desarrollo de la reorganización se ha basado en la combinación de la reconstrucción de organismos y la puesta en marcha de las principales actividades partidistas con la tarea de rectificación y rearme político e ideo lógico, y todo ello bajo los criterios del repliegue estratégico.

En relación a la reconstrucción se trataba de recomponer los principales organismos del Partido, en especial su Dirección política, y de crear un organismo que, como el Comité General del Partido en el interior, centralizara toda la dirección del trabajo práctico sobre el terreno, al mismo tiempo que se iban poniendo en marcha otros resortes fundamentales del trabajo partidista, principalmente las labores de propaganda, y se reorganizaban las fuerzas que habían quedado dispersas después de las caídas. En lo que se refiere a la rectificación se trataba de acometer la corrección de los errores que desencadenaron las caídas de noviembre de 2000 y que no fueron atajados en el anterior periodo, así como la rectificación de los nuevos errores cometidos en la anterior reorganización y que ocasionaron las caídas de 2002. Toda esta doble labor reconstrucción-rectificación, que tuvo como base de sustentación el funcionamiento colectivo, el debate y el pleno desarrollo de la lucha ideológica, estuvo orientada por el repliegue estratégico basado en la puesta en pie de una política de preservación de las fuerzas organizadas y de un conjunto de planes y tareas selectivas que concentraran todos los esfuerzos y medios en nuestro propio fortalecimiento.

Dentro de todo esto debemos hacer especial mención al desarrollo del debate sobre las caídas de 2002 que se ha convertido en el verdadero motor de la reorganización, destacándose como un elemento fundamental en la clarificación de ideas, en contribuir a lo cohesión ideológica, al fortalecimiento de la unidad interna, a atajar los errores cometidos y a propiciar que se pudieran elaborar planes más acertados.

Hoy podemos decir que, aun sin haber concluido esta reorganización y sin estar todos los problemas resueltos, nos encontramos mucho más rearmados política e ideológicamente, con unos básicos resortes de dirección, propagandísticos y organizativos, etc. para relanzar el trabajo partidista entre los trabajadores y también mejor preparados para afrontar la represión y dar continuidad a nuestra actividad revolucionaria. Hay que mencionar de manera especial el proceso de restitución de los principios que fueron adulterados en el periodo anterior, entre ellos los de organización y funcionamiento, el restablecimiento del papel de nuestra propaganda como eje del trabajo de organización y de formación comunista y revolucionaria y la potenciación del trabajo clandestino. En relación a las principales conclusiones y acuerdos tomados en la Reunión de Cuadros caben destacar los siguientes:

– Se discutieron y aprobaron dos textos: el Informe general de actividades (que contiene, además, los planes generales de trabajo para la siguiente fase de la reorganización) y la síntesis de las causas de las caídas de 2002 presentados por la Comisión Ejecutiva (provisional). Después se procedió a la elección de los camaradas de la Dirección del Partido, acabando así con su provisionalidad.

– La Reunión de Cuadros ha ratificado los análisis hechos por nuestro Partido con respecto a la etapa histórica actual en la que la contrarrevolución internacional, sedimentada en un proceso de fascistización galopante en el que se encuentran metidos desde hace tiempo todos los Estados capitalistas, se incrementa al mismo tiempo que avanza y se recrudece la guerra mundial imperialista. Pero si, por una parte, esta escalada de guerra imperialista y fascismo a la que estamos asistiendo, no es precisamente una muestra de la fortaleza, sino de la debilidad, el caos y la decrepitud en que se encuentra sumido el sistema capitalista, no en vano es la crisis general de todo ese sistema la que provoca la sobreexplotación de los trabajadores, la escalada represiva y esa guerra imperialista, por otra, todos estos crímenes y tropelías se están volviendo contra sus promotores en numerosos países, desencadenando muy diversas formas de resistencia que conforman un nuevo proceso revolucionario mundial contra el capitalismo.

Dentro de este marco general, el régimen fascista e imperialista español, aislado de las masas, acosado por la resistencia obrera y popular y sin poder acabar con nuestro Partido ni con la guerrilla, asediado por la crisis económica, instalado en una crisis política crónica y agrietado su mosaico territorial, se viene destacando como uno de los principales instigadores de la contrarrevolución mundial mientras no ha cesado de profundizar en el proceso de regreso a sus orígenes más negros. De ahí que el gobierno de los GALosos no esté haciendo otra cosa, aparte de repartir promesas (mostrar la zanahoria reformista), aplicar algunos cambios superficiales y sobre todo mucha cosmética, que continuar con los mismos planes terroristas, imperialistas y de sobreexplotación que sus antecesores en el cargo.

– En cuanto a la orientación general del trabajo, se trata de proseguir con la reorganización como objetivo central para un periodo dado y concluirla. Para avanzar hacia ese objetivo, hay que continuar desarrollando la política de preservación y los planes de trabajo selectivos (los dos elementos conductores del repliegue). Esto, junto al asentamiento de los principios de organización y funcionamiento como base de la campaña de rectificación que hay que continuar, más situar nuestra propaganda como eje del trabajo de organización y de formación política, deben conformar una unidad.

Al mismo tiempo, se trata de combinar el fortalecimiento del Partido, especialmente de su aparato político clandestino, con una profundización de nuestro trabajo de organización entre los trabajadores más avanzados y la ampliación de nuestro radio de acción revolucionaria. Y todo esto estrechamente relacionado con el impulso de la lucha política más intransigente contra el Estado fascista y su política explotadora terrorista e imperialista. Todo este enfoque general de trabajo tiene que ser articulado a través de la puesta en marcha de una nueva reestructuración. Se trata de llevar adelante un conjunto de planes en el terreno de organización, en el de propaganda, en el del sostenimiento económico, etc. y, al mismo tiempo, establecer una nueva distribución de fuerzas.

– Una atención especial merecieron los temas relacionados con la importancia de la lucha armada en el desarrollo del proceso revolucionario en nuestro país. Hay que tener muy presente que si la guerrilla antifascista ha venido desempeñando un papel destacado en el debilitamiento del régimen de los monopolios y en el avance del conjunto del Movimiento de Resistencia, dada la existencia de una contrarrevolución en ascenso y de la guerra imperialista con todas sus consecuencias, el papel de la lucha armada revolucionaria es cada vez más determinante; de ahí que se hiciera un llamamiento a profundizar en todas estas cuestiones con el objeto de afianzar el carácter antifascista y estratégico de la guerrilla y la necesidad de su desarrollo y fortalecimiento. Esto conlleva el promover entre los trabajadores el apoyo a la guerrilla antifascista con el fin de que ésta pueda no sólo responder a los crímenes de los capitalista y su Estado, sino también ir construyendo el futuro ejército popular revolucionario que necesitamos para derrocar al régimen de los monopolios.

– Otras tareas abordadas en esta reunión fueron las relacionadas con el relanzamiento de la solidaridad activa con los presos políticos, el apoyo al Socorro Rojo Internacional, la planificación del sostenimiento económico del Partido y el proseguir con el restablecimiento de relaciones de cooperación con el movimiento comunista y revolucionario internacional.

La Reunión de Cuadros debe servir para dar un firme impulso a todo lo logrado hasta ahora. Por eso, hacemos un llamamiento a nuestros simpatizantes y amigos, al conjunto de la clase obrera, en especial a su sector más consciente, para que participen en el relanzamiento de la reorganización, prestando todo tipo de apoyo al Partido e integrándose en sus filas.

¡Relancemos la reorganización emprendida!
¡Abajo el estado fascista e imperialista!
¡Viva el PCE(r)!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s