Kruchev Habla de Stalin en Hungría

Stalin y Kruschev en 1936

Stalin y Kruschev en 1936

“Todo aquel que quiera a Stalin puede irse con él si le gusta el hedor de los cadáveres. Yo he sufrido por el culto de la personalidad y probablemente la mayor parte del Partido y del Pueblo Soviético, y del Partido y el Pueblo Húngaro han sufrido también.  Existe una tradición popular según la cual un cadáver es sacado con los pies por delante para que no vuelva. Nosotros hemos sacado a Stalin de ese modo y nadie volverá a traerlo.”

Tras estas palabras, la audiencia húngara comenzó a reir y a aplaudir fervosorsamente. Hungría fue la cuna de la contrarrevolución en 1956, y volvía a serlo casi una década después, con Janos Kadar al frente, un contrarrevolucionario kruschevista profesional.

Kruschev, Budapest, 5 de Abril de 1964.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s