Podemos le lava la cara al fascismo

kichi

 

El alcalde de Cádiz, José María González “Kichi”, se ha vuelto a meter en una nueva polémica por su propia contradicción ideológica. Si hace unos días era fuertemente criticado por la medalla que recibió de la cofradía del Nazareno, ahora le toca el turno al nombre del Teatro José María Pemán.

La polémica surge cuando el Partido Popular de Jerez, provincia de Cádiz, colocó el busto de Pemán en el Teatro Villamarta el día 6 de diciembre, día de la Constitución, lo que propició una propuesta de IU, Ganemos Jerez y demás organizaciones sensibles con la memoria histórica, para que fuese retirado, que finalmente fue aprobada.

Al hilo de estos hechos, periodistas preguntaron al Alcalde de Cádiz “Kichi” si pensaba hacer lo propio con el teatro José María Pemán y planteaba cambiarle el nombre, a lo que Kichi contestó: “Pemán es un embajador de las letras gaditanas y así tiene que seguir siendo”.

Por contra, el portavoz de IU en el Ayuntamiento Jerezano, Raúl Ruiz Berdejo, a través de las redes sociales, ha llegado a describir a Pemán del siguiente modo: “Machista, misógino, fascista, exaltó a Mussolini, a Franco, el golpe de estado y la dictadura militar. No en vano, fue él quién tomó los micrófonos de la SER en Jerez para anunciar que los golpistas habían tomado la ciudad”.

“Después, durante la dictadura delató a más de 400 profesores. Sin embargo, para algunos, retirarle un busto a este personaje es reventar la reconciliación. Para ellos, la reconciliación debe ser ponérselo, de forma unilateral, en el Teatro de todos, el día de la Constitución, para colmo de provocación”.

José María Pemán, además de escritor, fue un falangista muy destacado que tuvo una implicación directa en el golpe militar de 1936 contra la II República. Apoyó sin ambages un alzamiento militar contra la democracia que entre 1931 y 1936 avivó la esperanza de tantos millones de españoles. Su papel en las depuraciones de maestros, sus constantes soflamas a favor del régimen franquista, su ideario ultraconservador y su encendida apuesta política pro dictadura son elementos que no deberían a ningún demócrata ensalzar su figura.

Pemán, fue autor de teatro y articulista del diario ABC. Ha sido este diario el que durante años se ha encargado de ensalzarlo cuando la mayoría de sus artículos eran de una extraordinaria superficialidad.

Fue un vulgar poeta, dramaturgo mediocre y un articulista ligero. Un autor menor que brilló en la peor época de la historia de España, el franquismo, dada su afección al régimen que le nombró por decreto presidente de la Real Academia de la Lengua.

Fue además un entusiasta defensor de todas las ideas reaccionarias del siglo XX español. Apoyó a los dos dictadores del siglo, Primo de Rivera y Franco, fue dirigente del partido del primero, la Unión Patriótica. Fue diputado de la CEDA durante la República y apoyó todo tipo de sublevaciones contra el gobierno legítimo de España. En cuanto se produce el golpe de estado de Franco, se integra como responsable de educación y cultura en la Junta de Burgos y comienza la depuración del magisterio español que tanta calamidad trajo a muchas familias y desastre a la educación en España.

En el siguiente artículo, escrito en diciembre del 36, vemos como Pemán, ya responsable de educación y cultura de la Junta de Burgos, pide la depuración de los profesores de izquierdas, “con armas en la mano” y “sin regateos de sacrificio y sangre”. Entre los asesinados, separados definitivamente de la enseñanza, suspendidos de empleo y sueldo o trasladados de sus localidades, se contaron más de 15.000 maestros. Junto a ellos, un tercio de los catedráticos de universidad fueron también represaliados.

Fue procurador de las Cortes franquistas y, como se ha dicho, nombrado por Franco presidente de la Real Academia de la Lengua. En los años 60 se acercó al conde de Barcelona, de cuyo consejo privado formó parte.

Algunas citas del “embajador de las letras gaditanas”

Sobre Franco: “Conquistó la zona roja como si la acariciara: ahorrando vidas, limitando bombardeos. No se dejó arrebatar nunca porque estaba seguro de España y de sí mismo. Este es Francisco Franco, Caudillo de España. Concedámosle, españoles, el ancho y silencioso crédito que se tiene ganado”.

Sobre la mujer: “Dios hace las cosas bien y con orden. ¿Para qué iba a construir con excesivo mecanismo intelectual el alma de un ser destinado, por esencia, a las bellas sinrazones del cariño?. Cuando Dios quiso sancionar el pecado original, impuso a la mujer un doble castigo: el del dolor de la maternidad y la sujeción al varón, que la dominará”.

Sobre Mussolini: “El Duce, Benito Mussolini, nos hizo el altísimo honor a la misión de Franco, de invitarnos a presidir, con él, la fiesta de la Levo fascista […] Yo, con mis ojos ilusionados de poeta, el general con su ojo único de héroe devorábamos, nos bebíamos materialmente aquella figura que lleva en sí el secreto del Destino”.

Sobre el Golpe de Estado y la Guerra Civil: “España no está siendo arrasada, está siendo purificada”. Invierno de 1936.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s