El Plan ZEN

El Plan ZEN (Zona Especial Norte) fue diseñado por el PSOE en su primera legislatura y fue la primera artimaña represiva de la democracia para combatir el clima de revuelta existente en las fábricas y barrios de Euskal Herria. Se trata de un documento de 11 capítulos, redactado por el gobierno de Felipe González en 1983 y que fue, posteriormente, la base para la redacción de la “ley antiterrorista“, fundamento de la actual, a pesar de que varias de sus partes fueran declaradas como “inconstitucionales” por el Tribunal Constitucional.

psoe-gal

 

Los partidos políticos se unieron para reafirmar a todos los representantes de la democracia burguesa y capitalista y así poner el sello de terrorista a todo aquel que cuestione sus bases e instituciones. Paralelamente a sindicatos oficiales se infiltraron en las asambleas de fábricas para hundir su organización horizontal y así imponer una estructura jerárquica con la que poder tomar el control de las decisiones y pactar con la patronal sin contar con los trabajadores.

Con la creación de la Delegación del Gobierno, el PSOE se guardó la baza de poder autorizar o prohibir todo lo referente a manifestaciones, reuniones, etc…pues sus delegados eran elegidos exclusivamente por el mismo gobierno. Solamente los tribunales eran los únicos que podían revocar sus decisiones, pero para ello se crearon leyes con las que poder jugar todas las bazas posibles como por ejemplo la ley antiterrorista que les permitía saltarse derechos de detenidos y presos que paradójicamente contempla la, por ellos firmada, Constitución. Euskadi se convirtió en un auténtico estado de sitio llegando a tener patrullas armadas en sus calles. El acoso a colectivos de carácter subversivo, así como a sus activistas y familiares, formaron parte de la guerra psicológica. La introducción de la heroína y otras drogas duras consiguieron acabar con las inquietudes y las ganas de luchar que todo un movimiento juvenil había heredado de sus padres.

Por último los mass media jugaron un papel importante para crear confusión mediática en base a la creación de una opinión única que criminalizara y aislara de los movimientos sociales, vanagloriando el papel del estado en su lucha antiterrorista y convenciendo cada vez más a la opinión pública de la necesidad del Estado de Bienestar.

Para el desarrollo del Plan ZEN, el Estado español tuvo una inestimable ayuda por parte de los instructores de los servicios secretos norteamericanos (CIA) expertos desde la II GM en la utilización de maniobras más o menos legales, alegales o manifiestamente ilegales para el control de la población ante un supuesto avance de los movimientos sociales. La CIA y sus homónimos ingleses entrenaron durante décadas a los sevicios secretos y policiales de prácticamente todos los países del bloque occidental europeo y Sudamérica facilitanto todo tipò de instrucciones sobre como manipular noticias verdaderas, crear noticias falsas, mezclar unas con otras y hacer que toda su información pareciera verídica, además de prácticas de guerra sucia y psicológica, infiltración, tratamiento de detenidos y presos, manejo de armas y explosivos…

“Este Plan, integrado dentro de otro más general en el que se atienda a nivel nacional la problemática que en todo Estado plantea la seguridad ciudadana, trata de enfrentarse con la realidad y peculiaridades del País Vasco y Navarra. Sus líneas generales ofrecen una estructura con la que se pretende alcanzar ahora unos objetivos, definidos en este momento, pero lo suficientemente amplios y flexibles como para que puedan adaptarse a medida que las circunstancias lo vayan exigiendo o la situación lo requiera.

Los objetivos últimos del Plan, objetivo de análisis, son los siguientes:

– Potenciación de la lucha contraterrorista en todos los campos; político, social, legal y policial.

– Alcanzar la máxima coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y con otras Instituciones empeñadas en la erradicación de la violencia.

– Compatibilizar las misiones generales de los Cuerpos de la Seguridad del Estado en la Zona Especial con las específicas que precisa para hacer frente a la polémica planteada.

– Conseguir la permanencia en la Zona Especial del personal de los Cuerpos de Seguridad del Estado y darle la adecuada formación pàra que cumplan su misión con eficacia, proporcionándole los medios materiales y técnicos para tal fin.

– Realizar las acciones encaminadas a concienciar a la población vasca de que la desarticulación del aparato terrorista conlleva una mayor seguridad pública y una mejor defensa de las tradiciones vascas.”

Preámbulo con el que comiuenza el Plan ZEN.

CONTRAHISTORIA, Nº1, Primavera 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s