La Primera Escisión del PSOE

A continuación un documento, cuanto menos curioso. Nos ponemos en situación; en 1919 se crea la III Internacional, que crea diferentes opiniones en torno a la revolución rusa. El PSOE, en un Congreso Extraordinario, decide posponer el tema sobre la entrada del Partido en el KOMINTERN. La Federación de Juventudes Socialistas no encaja bien dicha decisión, y decide escindirse para unirse a la Internacional, constituyéndose  en sección española de la Internacional Comunista, bajo el nombre de Partido Comunista Español.

monumento-a-la-iii-internacional

Hasta esta escisión, el legendario PSOE, fundado por  Pablo Iglesias, había estado inmaculado, casi sagrado. La calificada de traición se vio consumada en el recién creado órgano oficial del Partido, El Comunista, donde los escindidos daban sus impresiones sobre algunas “figuras del congreso socialista”. Se quedaban a gusto con unas declaraciones que estremecieron a propios y extraños:

“-Pablo Iglesias: Hace tiempo se esfumó de  la realidad de la lucha social. Es un fantasma que habla desde el pasado. Envía cartas a los Congresos (…) Este hombre, si no hubiera pasado la fecha en que Jaurés cayó asesinado en París (en 1914), hubiera vivido eternamente en el corazón de las multitudes. Se ha sobrevivido, y al oponer su ya borrosa silueta al gigante moscovita, se lanza la última paletada sobre su sepulcro…

–         Largo Caballero: cuando habla, insulta; cuando calla, envenena el ambiente con su silencio; cuando mira, pronostica denuestos. Acusa con reticencias y silencios de refinada hipocresía y maldad. Jamás es sincero. Siempre en guardia, almacena cifras y datos de personas para su dia. No combate con ideas sino con anécdotas. Utilitario y egoísta, cree que le ha llegado la hora de cosechar…”

–         Julián Barreiro: cuando las masas eran ignorantes, él pasaba por sabio. Hoy éstas han aprendido en la Revolución rusa y han visto con sorpresa que el que tenían por rey es sólo un tarugo de madera. Ni tiene inteligencia, ni es apasionado por los ideales de justicia ni se quemó las pestañas leyendo a Marx…”

–         Fernando de los Ríos: es la quintaesencia venenosa de la ideología burguesa. El socialismo, para él, no es otra cosa que escribir artículos con datos elocuentes de las revistas burguesas. Frío y astuto, fue a Rusia con un criterio enemigo al que procuró basar en pequeños detalles de la vida rusa que lo hicieran defendible…”

–         Indalecio Prieto: se cree socialista porque puede dar una bofetada. Para él, el socialismo es algo de chulería personal. Desprecia al Partido y a los afiliados. Tiene honor burgués. Socarrón y cínico, afirmó en el anterior congreso socialista que la cuestión de la Internacional carece de importancia. Su etiqueta de socialista no le impide sentirse representante de los intereses de la burguesía bilbaína.”

El Comunista, 16 de abril de 1921

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s