Los Nobel de la Paz, sucios manejos políticos. La CIA siempre presente.

nobel.jpg

He leído un interesante almanaque sobre la podrida historia de los Premios Nobel de la Paz; pues ya vemos en qué han degenerado año a año dando premios de la paz ¡desde antaño! a precisamente los jefes de la guerra, a “disidentes” consentidos, y otros, que por dignidad no los recogen… Pero resulta que ya desde el mismo 1901 han estado envueltos en altos tejemanejes políticos, económicos y de espionaje.
Solo las anécdotas jugosas llenarían varios libros. Además de las últimas y más recordadas, me he quedado con dos casos consecutivos de “Premio Nobel de la Paz” lejanos ya en el tiempo, pero donde vemos detalles de cómo influye el imperialismo y sus medios en cualquier campo -por nimio que parezca- que tenga que ver con su influencia y de cómo se desarrollaban las circunstancias en aquellos años tan claves y de cómo los premios del propio capitalismo “humanista” también se saben adaptar al viento que sople, hasta la vergüenza absoluta de los mismos premios a gente criminal.
Un enorme e internacional escándalo supuso que en 1973 le dieran el premio a ¡¡Henry Kissinger!! (junto al negociador del acuerdo de alto el fuego en Vietnam, el norvietnamita Le Duc Tho, que lo rechazó), jefe guerrero y criminal de guerra donde los haya habido.
Pero hay que remontarse unos pocos meses antes, a diciembre de 1972, cuando -además de en gran parte del mundo- el sueco Olof Palme había llamado a los bombardeos norteamericanos contra Vietnam “Iguales que las matanzas nazis de la 2ª Guerra Mundial”. Muchísimos escandinavos le apoyaron. Mucha prensa también. Los yankis se indignaron tanto que Nixon se negó a recibir en EE.UU al propio Palme de Suecia. Y volcar una especial presión en Noruega para lograr el Nobel del 73 para el carnicero Kissinger. Había que bajar la tensión con manipulación, y recibir un premio mundial tras la humilladora derrota de EE.UU. en Vietnam.
Lluvia (decenas de miles) de artículos de prensa alabadores y serviciales, continuas noticias pagadas, presiones de la CIA sobre el jurado, consiguieron el “premio Nobel de la Paz más ridículo y contrario de la historia”, según la prensa escandinava. Pero el The New York Times lo tituló exactamente, aún con propósito contrario: “El premio de la guerra”.
Los yanquis, más chulos que un ocho, para el del 74, presentan la candidatura de ¡¡Richard Nixon!!, otro criminal de guerra. Había que seguir limpiando la imagen sangrienta a semejantes mandatarios. Pero en Noruega pensaron que mejor distraer el ridículo del año pasado moviendo el premio a… Japón. Y resulta que para olvidar las numerosas protestas contra semejante mentira del año anterior, en 1974 le dieron el Nobel de la Paz al japonés Eisaku Sato. Salieron de cueva para meterse en sima. Me leo su bio y me quedo alucinado. No puede haber más intoxicación consentida y premiada:
Sato, un vulgar primer ministro de 1964 al 72, había sido acusado de recibir sobornos en 1952 por valor de 56.000 dólares. Su esposa le acusó de que la pegaba y que “frecuentaba la compañía de geishas”. O sea, una joya pacifista.
Pero Morinoskuka Kajima, multimillonario y magnate de la construcción, montó en 14 exactos meses el milagro de transformar a un alto político corrupto, agresor y putero en todo un Nobel, de la Paz para más recochineo. Editó al inglés el libro de 224 páginas “En busca de la paz y la libertad”, colección de discursos de Sato, que ante todo estaba dirigido a los jurados noruegos del Nobel. Le lavaron la cara en la prensa, al fin y al cabo, el que paga, dicta. Kajima, logró que hasta todo un ex-delegado japonés en la ONU, visitara diez naciones para presionar al Comité Nobel de la Paz, y en especial para influir en cinco de los jurados noruegos.
¿Derrota yanqui?, ¡no!, táctica: Ese mismo libro fue corregido en galeras por dos ayudantes del equipo de… ¡Kissinger!, que se desplazaron en avión hasta Tokyo para la pre-edición. Los mismos perros con distintos collares.
E. (Lector de http://amnistiapresos.blogspot.com.es/ colabora con este artículo)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s