Un policía arranca la oreja a un joven de un porrazo

mosso

 

El 4 de noviembre un mosso d’esquadra tuvo que declarar en el juzgado de instrucción número 3 de Barcelona acusado de partirle la oreja a un joven de un porrazo durante las manifestaciones por el desalojo de Can Vies en mayo del año pasado.

La víctima tuvo que ser intervenida quirúrgicamente para recomponerle la oreja lesionada.

El joven agredido no tenía nada que ver con las manifestaciones de Can Vies, dado que cuando resultó herido se limitaba a regresar del trabajo a su casa en bicicleta.

Aseguró que recibió el porrazo del policía imputado, sin mediar palabra, cuando cruzaba con su bicicleta una plaza del barrio barcelonés de Sants, próxima a un lugar donde las manifestaciones contra el desalojo del centro okupa de Can Vies estaban derivando en cargas policíales y porrazos a todo el que se movía.

Por su parte, el policía autonómico ha reconocido ser el autor de la agresión, pero ha alegado ante el juez que fue sin querer. Mala puntería. El golpe iba dirigido a las piernas, como establecen los protocolos policiales, para dispersarlo.

Por mala suerte una compañera de su unidad se cruzó en la trayectoria de la porra, por lo que él perdió el equilibrio y el tremendo golpe acabó impactando en la oreja del joven.

La compañera del policía y el cabo que dirigía la unidad han declarado como testigos ante el juez con las típicas mentiras propias de estos casos. Con sus falsedades han querido corroborar la inverosímil versión del policía denunciado y han afirmado que la culpa -como siempre- es de la víctima porque se dirigió a ellos con insultos y actitud amenazante.

Sin embargo, unos bomberos fuera de servicio que estaban tomando algo en la plaza y una vecina que observó la escena desde su balcón, coinciden en que los policías mienten. La víctima no se encaró en ningún momento con los policías y que en la plaza no había disturbios cuando ocurrió la agresión.

El cabo ha añadido que, tras la lesión, se ofreció asistencia sanitaria al herido pero este la rechazó, mientras que el agredido niega que los mossos le propusieran facilitarle atención médica.

Además de los tres mossos d’esquadra, también declararon ante el juez el autor de las fotografías en las que se basa la querella, quien hoy ha ratificado que captó con su cámara la secuencia del golpe tal y como sucedió, sin montajes ni saltos temporales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s