Arenas, Operado de Cataratas

pegataArenasLibertad redonda

 

El pasado lunes 9 Manuel Pérez Martínez fue operado de cataratas de uno de sus ojos en el hospital de Castellón. El trato fue correcto y le han dicho que cuando vaya cicatrizando la operación, en un mes más o menos, le operarán la catarata del otro ojo. Manuel se encuentra bien y se ha mostrado muy contento por la operación, que empezará a resolver sus graves problemas oculares.

Cuatro policías acusados de secuestrar y torturar a un detenido

aviles

El fiscal solicita penas que van desde los dos a los ocho años y medio de cárcel para cuatro policías locales de Avilés acusados de cometer una detención ilegal y, posteriormente, torturar al secuestrado en mayo del año pasado. Los policías actuaron por venganza porque el secuestrado quemó la cazadora del hijo de uno de ellos.

Según el relato de la fiscalía, dos de los policías acusados se acercaron a la víctima que se encontraba en una parada de autobús de Avilés. Le dijeron que estaba detenido por su comportamiento con el hijo de un compañero y, sin leerle los derechos, le introdujeron en el coche policial, con el que le llevaron a una nave abandonada.

El secuestrado fue “increpado, insultado y amenazado” durante el traslado por uno de los policías que, posteriormente, le sacó fotos con un móvil de frente y de perfil, mientras le profería amenazas junto a un tercer policía que llegó después.

Uno de los policías que participó en el secuestro permaneció en el coche y no hizo nada para impedir el delito de sus colegas. El fiscal pide para él tres años de prisión por el delito de detención ilegal y otros tres años y medio de prisión por el de torturas.

El colega que también participó en el secuestro se enfrenta a las mismas penas, además de dos años de prisión por el delito de amenazas graves.

Al tercer policía le imputan los delitos de tortura y amenazas graves, con una petición de tres años y medio de prisión y otra de dos años y medio de prisión por el delito de amenazas graves.

Tras realizarle las fotos, los policías locales llevaron al secuestrado a la comisaría de la Policía Local y posteriormente a la Policía Nacional, trayectos durante los cuales el policía que le insultó anteriormente siguió haciéndolo.

En las dependencias de la Policía Nacional fue custodiado por los mismos policías locales que le habían amenazado antes. Más tarde se sumó un cuarto policía, el padre del chico al que le había quemado la cazadora.

“Le dijo que era el padre del chico al que le había quemado la cazadora y que “si quería, que se la chupara a él”, amenazándole reiteradamente. En un momento dado intentó agredirle, lo que impidieron los otros policías”, explica el relato del fiscal. El fiscal le pide dos años de prisión.

Posteriormente, el policía que le había hecho fotos al secuestrado con su móvil sacó su arma, extrajo una bala del cargador y tras preguntar al secuestrado su nombre de pila, le dijo que “era para apuntar su nombre en esa bala”, llegando a empuñar el arma a la vez que decía: “Sé bueno, si no, ya sabes”. Durante ese tiempo entró un quinto policía de la Policía Local, que profirió igualmente insultos y amenazas, que no ha sido identificado.

Cuando el detenido fue trasladado para declarar, el policía que le había amenazado y que no había participado en la detención, le dijo “de la que te has librado hoy, anda con cuidado, que nos tienes contentos a toda la Policía Local de Avilés”.

Un tercio de la población española está en riesgo de pobreza

5624027a0722e

 

La tasa de población en riesgo de pobreza o exclusión, que se mide con el indicador europeo AROPE, alcanzó en 2014 un nuevo máximo histórico en España, con 13,6 millones de personas afectadas, el 29,2 por ciento de los habitantes del país, según el informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza (EAPN), que monitoriza la evolución.

Este indicador cruza datos oficiales como los ingresos por cabeza en el hogar, el nivel de privación de bienes y servicios o la intensidad en el empleo para calcular el riesgo de exclusión. Los resultados para 2014 revelan que la tasa de riesgo aumentó casi dos puntos, cuando 790.801 personas cayeron en esta situación de vulnerabilidad.

Desde 2009 el aumento ha sido del 4,5 por ciento con especial incidencia en la infancia, pues el 35,4 por ciento de los niños de España están ya en riesgo (31,9 por ciento en 2013); y en la juventud, con un 36,4 por ciento de la gente entre 16 y 29 años en riesgo de pobreza y/o exclusión, once puntos más que un año antes.

Cuando se trata ya de situación de pobreza, el informe refleja que el 22,2 por ciento de la población, 10,3 millones de personas, la sufre. Entre menores de edad, llega al 30,1 por ciento tras subir un 3,4 por ciento en un año, tocando así “la tasa más alta de pobreza con respecto a los grupos de edad desde que se calcula este indicador”.

Sobre este asunto, la EAPN incide en la necesidad de ayudas directas por hijo a cargo, una medida que tienen todos los países de la UE menos seis, los seis, precisamente, con las tasas más altas de pobreza infantil y entre los que se encuentra España.

No hay diferencias notables entre géneros en los niveles de pobreza, pero sí entre nacionalidades. La tasa entre los extranjeros de fuera de la Unión Europea llega al 55,4 por ciento, el triple que entre los españoles (18,4 por ciento).

De estos 10,3 millones de personas que se encuentran en la pobreza, 3,2 millones, el 6,8 por ciento de la población total, la padecen en su forma severa, con menos de 332 euros de ingresos al mes por persona en su hogar, motivo por el que desde la EAPN insisten en que hay que tomar medidas estructurales que vayan “de abajo a arriba”, como un sistema de rentas mínimas que ayude a estas personas a despegar y a la vez, dinamice la economía.

Además, hay 3,3 millones de personas que afrontan una privación material severa, casi un 3 por ciento más que en 2009. Se trata de ciudadanos cuyas rentas quizá les sitúen estadísticamente por encima del nivel de pobreza relativa, pero no pueden afrontar un gasto imprevisto (42,6 por ciento), mantener caldeada la casa (11,1 por ciento) o que tienen retrasos en el pago de los recibos de su vivienda (11,7 por ciento).

En este contexto, las familias con hijos son las más perjudicadas y en particular, las monoparentales (que en España en su mayoría son de una mujer con sus hijos). El 53,33 por ciento de estos hogares padecen privación material severa, frente al 29,2 por ciento del resto. La infancia (9,6 por ciento) y la juventud (8,7 por ciento) son los grupos de edad más afectados.

El último de los indicadores que analiza AROPE es la baja intensidad en el empleo, entendida ésta como trabajar de media menos de dos horas al día. En esta situación está el 17,1 por ciento de la población menor de 60 años en España, 6,1 millones de personas, con más incidencia en Canarias (28,1 por ciento), Andalucía (27,4 por ciento) y Ceuta (26,2 por ciento).

“Este indicador sigue empeorando pese a que se dan cifras generales de crecimiento de empleo porque los empleos que se creran son de baja calidad”, ha afirmado Susías, para recordar que en España el 14,1 por ciento de los trabajadores son pobres” porque sus ingresos están por debajo del umbral de la pobreza.

“De los pobres con empleo se hablaba en Estados Unidos en el año 2000 y aquí se decía que no iba a pasar porque la legislación nunca lo permitiría. Pues ya estamos avanzando en esa dirección. No es la economía, es la política”, ha añadido Juan Carlos Llano.

Según el informe, “los que peor lo tienen” son las personas que padecen estos tres factores de desigualdad: baja intensidad en el empleo, pobreza y privación material severa. Se trata de algo más de un millón de personas que “se encuentran en la peor situación económica y social posible”, que “no pueden satisfacer sus necesidades básicas, no tienen empleo ni prácticamente ingresos”.

El resultado del avance de AROPE trae consigo un aumento de la desigualdad. En España, segundo país más desigual de la Unión Europea, el 20 por ciento más rico y el 20 por ciento más pobre están separados por siete puntos de distancia, frente a los cinco de brecha media que hay en el resto de los Estados miembros. Además, el 10 por ciento que más tiene acumula la cuarta parte de toda la riqueza nacional. “Eso es desigualdad, lo mires como lo mires”, ha dicho Susías.

Tipo – F la película (2012)

Nueve historias de resistencia contra el régimen de aislamiento de los presos políticos en Turquía sobre los acontecimientos durante la huelga de hambre del 2000 hasta el 2007 en resistencia a las cárceles de tipo F por los presos políticos turcos.

Uno de cada cuatro europeos está al borde de la pobreza

desempleo-españa1

 

El 24,4 por ciento de la población en la Unión Europea, unos 122 millones de personas, está en riesgo de pobreza y exclusión social, informó el 16 de octubre un ente del bloque regional, tras un análisis estadístico del año pasado.

Según la estimación de la Comisión Europea, uno de cada cuatro europeos es objeto de la amenaza, aunque el declive en las condiciones de subsistencia registra fuertes variaciones entre países.

La crisis golpeó con especial dureza al sur del continente, en especial a Grecia y España, sustentan las estadísticas del estudio.

Para las estimaciones se tomó en cuenta la situación de individuos en cuyos hogares la renta total disponible resulta inferior al 60 por ciento de la media nacional del territorio en cuestión.

De 2008 a 2014, la proporción de ciudadanos expuestos a la miseria y la exclusión en Grecia subió 7,9 puntos porcentuales, mientras en España el alza fue de 4,7 por ciento, indica el informe.

Al cierre de 2014, el peligro de pobreza se extendió al 36 por ciento de los griegos y al 40,2 por ciento en el caso de Rumania; en tanto, el porcentaje en Bulgaria llegó al 40,1.

En análisis comparativo con 2013, el riesgo de caer en la miseria muestra una tendencia estable dentro de la Unión Europea, pero continúa por encima de registros anteriores a la crisis económico-financiera iniciada en 2008, cuando la tasa por habitantes fue de 23,8 por ciento.

Para Alemania y Francia, las principales potencias de la eurozona, las cifras dan cuenta de relativa estabilidad, aunque ello significa precariedades para el 20,6 y 18,6 por ciento de sus respectivas poblaciones.

De acuerdo con el análisis, las situaciones menos desfavorables en 2014 correspondieron a la República Checa, con 14,8 por ciento de los habitantes en riesgo de pobreza o exclusión; Suecia (16,9), Holanda (17), Finlandia (17,3) y Dinamarca (17,8).

Los fascistas siguen cobrando pensiones por su actividad criminal

Division-Azul3

 

El diputado de Die Linke (La Izquierda) Andrej Hunko dijo el 15 de octubre que el pago de pensiones a combatientes de la División Azul es una “bofetada” a los brigadistas alemanes que lucharon en apoyo de la Segunda República durante la guerra civil española.

“El pago de pensiones a combatientes de la División Azul y a integrantes de la Legión Cóndor es, desde el punto de vista político, una bofetada a los brigadistas alemanes que en la guerra fría fueron de nuevo perseguidos por las autoridades de la República Federal de Alemania (RFA) y que, por supuesto, no recibieron ni pensión ni reconocimiento por haber defendido la legalidad republicana entre 1936 y 1939”, dijo.

Hunko ha presentado una batería de preguntas en el Bundestag (Parlamento) para exigir al Gobierno alemán conocer el número de excombatientes españoles que reciben una pensión de Berlín y si es oportuno continuar con estos pagos.

Jan Kühn, asesor del diputado de La Izquierda, ha explicado que “nos interesa saber si todavía el Estado alemán está pagando retribuciones a combatientes de la División Azul y a cuánto ascienden estas retribuciones”.

Según el historiador alemán Ingo Niebel, “la iniciativa del partido Die Linke hace recordar la estrecha relación de la RFA con el fascismo internacional en general después de su constitución en 1949, como autoproclamada heredera del Tercer Reich”.

Para el historiador, “el hecho en sí, el pago de pensiones a excombatientes de la División Azul, es un punto en la larga lista de colaboración entre los fascismos alemán y español desde 1936 hasta nuestra época”.

“Primero, durante la Guerra Española Civil, la Alemania nazi envió a su Legión Cóndor, un cuerpo militar con las armas más modernas de la época, para ayudar al golpista general Francisco Franco a ganar su golpe de Estado, que en un principio había fracasado ante la resistencia del bando republicano, dando lugar a esta contienda”, asegura.

Después, continúa, “en la Segunda Guerra Mundial, Franco dio las gracias a Adolf Hitler, enviando la División Azul”.

“Aparte de eso, en las sombras, la policía de Franco y la Gestapo colaboraron a la hora de perseguir a sus enemigos comunes”, agrega.

Además, añade, “después de la derrota de la Alemania nazi, la España franquista se convirtió en el santuario de criminales de guerra, como célebres oficiales de las SS como Otto Skorzeny o el belga Leon Degrelle”.

“Una vez creada la RFA, Madrid y Bonn retomaron sus buenas relaciones de antes de la derrota incondicional de la Alemania nazi en 1945”, recuerda: “La España franquista se preparó para acoger al servicio secreto alemán BND y a estructuras militares alemanas para el hipotético caso de que el Ejército Rojo lograse ocupar la RFA”, detalla el historiador al comentar que “al mismo tiempo los servicios secretos interiores de ambos países colaboraron para vigilar a los emigrantes españoles que venían a la RFA en busca de trabajo.”

Niebel pone como ejemplo cómo “en 1986 un comandante de la Fuerza Aérea de la RFA alabó las ‘tradicionalmente buenas relaciones’ con España, haciendo expresamente referencia a la “Legión Cóndor y a la División Azul”.

“Los pagos a los integrantes de la División Azul corresponden a la misma política que benefició de esta forma a otros extranjeros miembros de las SS y de otras unidades del Ejército hitleriano”, concluye el historiador.